Truco para ponerse los auriculares correctamente sin mirar

Hay muchas personas que no tienen conocimiento de que la mayoría de los auriculares tienen un lado derecho y un lado izquierdo; esta situación provoca que en muchas ocasiones, nos encontremos con cierta incomodidad e incluso con dolor en el oído al ponerlos ¡al revés!

Normalmente, por prisas o por desconocimiento, nos los ponemos sin mirar cuál es el auricular derecho o cual es el auricular izquierdo, y al cabo de un rato, hemos de detenernos a observar sus marcas y cambiarlos de oído para dejar de sentir molestias que muchas veces no sabemos definir.

Ponerse los auriculares correctamenteEl hecho de que exista un auricular específico para el canal auditivo derecho y otro para el canal auditivo izquierdo, no es algo caprichoso. Además de la incomodidad ya mencionada, es importante colocarse los auriculares correctamente para que no se vea mermada la calidad del sonido.

Si observas con atención, verás que muchos auriculares lo traen claramente especificado:

  • R (right) para el oído derecho.
  •  L (left) para el oído izquierdo.

La música estereofónica se oirá mucho mejor y las diferencias pueden ser realmente muy acusadas puesto que cada lado recibe una señal de audio del canal que le corresponde, cumpliendo la normativa del conector.

¿Cómo ponerse los auriculares correctamente de forma sencilla?

Un buen truco casero para no volver a equivocarse de oído, es hacer  un nudo muy muy flojo (para no romperlo), al cable del auricular izquierdo; de esta forma podrás ponértelos correctamente a la primera sin necesidad de tenerlos que mirar cada vez.

Hay que tener en cuenta que aunque no venga especificado el lado derecho (R) y el izquierdo (L), también funcionarán de la manera descrita, solo que habremos de descubrir por nosotros mismos cuál es cuál para enlazar el cable.

Asimismo, cuando estamos oyendo un vídeo o una película, distinguiremos los efectos de sonido en uno u otro oído, según estén programados.

Los auriculares mini-supra, supraurales y los circumaurales, tienen además un claro objetivo ergonómico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *